10 Postres típicos de Alemania

Fecha: 08/Sep/2017

Fuente: http://www.vuelosbaratos.es/

Nos gusta comer bien y sobretodo buscamos un buen postre para celebrar reuniones familiares, momentos especiales y cuando viajamos. Es una manera más para conocer otro país, su gente, tradiciones y costumbres. La comida alemana varía de una región a otra y así, sus postres, son muy distintos de un lugar a otro del país. Algunos son muy conocidos y se han extendido al resto del mundo, como ocurre con la gastronomía de otros países. Otros, son menos conocidos popularmente y son más difíciles de probarse fuera de Alemania.

Hay que tener en cuenta también que Alemania es uno de los países del mundo con mayor número de productos lácteos y eso se traslada a su repostería. Visitar una buena pastelería alemana es entrar en otro universo: tienen más de trescientas tartas, pasteles y postres que clasifican, como para tomar entre horas, como postre de mesa y más, por no hablar de sus panes. Les gustan mucho los productos naturales, las frutas, mousses y cremas.

La mayoría de los postres alemanes tienen como elementos de acompañamiento helado, chocolate y frutas , o distintas combinaciones de estos productos. Los alemanes son muy aficionados igualmente al queso que incorporan también a su recetas, como parte de las mismas o como acompañamiento también. Lo cierto es que el helado, por ejemplo, les encanta y lo toman todo el año, también en invierno a pesar del su frío clima.

Pasamos a contaros 10 postres estupendos, típicos de Alemania y además, vamos a comentaros algo sobre sus orígenes, -que a veces tiene que ver con la historia y anécdotas de algunas ciudades alemanas-, y algunos lugares en concreto en los que podéis comprarlos o probarlos cuando viajéis allí.

1. Baumkuchen

El aspecto del Baumkuchen recuerda al típico bizcocho de toda la vida con el hueco en medio, pero tiene sus peculiaridades: este postre típico alemán no lleva levadura. Se conoce también con el nombre del Rey de las Tartas , en alemán ”Köning der Küchen”. Su nombre traducido viene a significar “pastel de árbol” aludiendo a los estratos que se vé en los troncos de los arboles cuando se cortan, porque este postre está hecho por capas, una a una, pudiendo llegar hasta las 25 capas. Es difícil de preparar, aunque con paciencia y una buena sartén hay quien lo cocina en casa, a la vieja usanza, siguiendo la receta tradicional.

Es un postre típico original de la zona de Sajonia . Hay recetas de este postre del siglo 15 y se popularizó cuando el Rey Federico Guillermo IV de Prusia lo probó en Salzwedel. Su receta era un secreto muy bien guardado hasta hace unos años: es esponjoso como un bizcocho hecho con mantequilla, vainilla, huevo, azúcar, harina, almendras, limón con un toque de miel y/o algún licor y suele llevar una fina capa final de chocolate glaseado.

Dónde probarlo: La pastelería Konditorei und Cafe Buchwald de Berlín , de 160 años de antigüedad, es famosa por sus postres y su especialidad es el Baumkuchen. Está en Bartningallee número 29 , en Berlín en el distrito 10557. En Salzwedel , uno de los locales cuya especialidad es el BaumKuchen , que lo cocinan según la receta original de 1807 del fundador de la casa Andreas Dorothea Schernikow, está en St. Georg-Straße 87, es la Erste Salzwedeler Baumkuchenfabrik – 29410 Salzwedel

2. Kaiserschmarrn

El Kaiserschmarrn es uno de los postres típicos sobretodo de la zona sur de Alemania, se come mucho en Baviera, el Tirol y en Austria. Su origen viene de la época del antiguo Imperio Austrohúngaro . Como se aprecia en las imágenes, se trata de una especie de crepes o pancakes con uvas pasas, manzana, almendras y azúcar que se mezclan con mermelada o confitura cubriéndolo. El Kaiserschmarrn se suele servir acompañado de frutas de temporada troceadas, depende la zona y época del año, las frutas varían y también se suele servir con helado. Se come mezclando el postre, que normalmente se sirve tibio, con la mermelada y acompañado con el refrescante sabor del helado.

El nombre Kaiserschmarrn es una palabra compuesta de Kaiser con “schmarrn”, una palabra coloquial que se usa en Baviera y en Austria para señalar que algo te gusta con locura ; y este postre volvía loco al Emperador Francisco José I de Austria , de ahí su nombre. Hay varias versiones sobre sus orígenes, una cuenta que la mujer delEmprerador Francisco José I, la famosa Sissi , mandó a sus cocineros preparar un postre que le ayudará a conservar la línea; al ver el postre, dijo que era demasiado rico y su marido acabó comiéndose su ración y la de la Emperatriz.

Otra versión, cuenta que el Emperador y su mujer viajaban camino de Austria cuando pararon en la casa de un campesino para comer. El hombre se puso tan nervioso por la inesperada visita que mezclo todos los ingredientes que tenía a mano para hacer un postre improvisado, y por los nervios al servirlo, se le rompió en pedazos, así que para presentarlo mejor le echo mermelada de ciruela por encima . El Kaiser quedó encantado.

Donde probarlo: El restaurante Gasthaus Heimgarten de Marnau Hehendorf, al Sur de Múnich, tiene como especialidad de la casa este postre, que lo sirven con mousse de manzana. Está en Partetkirchner Str. 10, 82418 Marnau- Hehendorf, Alemania. Si van a Múnich para la Oktoberfest , verán que montan carpas y puestos donde poder probarlo. Es muy popular.

3. Apfelstrudel o Pastel de Manzana

El Apfelstrudel, Apple Strudel o pastel de manzana , es quizá el más internacional de los postres alemanes y como el Kaiserschmarrn , muy típico de la zona del Sur de Alemania y Austria y se consume desde el Siglo 18. Es un clásico, que también se popularizó durante el Imperio Austrohúngaro, aunque sus orígenes primeros, parece ser vienen del mundo árabe y del Imperio Otomano.

Cómo conocemos, es un hojaldre relleno de compota de manzana con pasas, canela y un toque de ron, que se suele servir caliente, con crema de vainilla o unas natillas ligeras o helado para acompañarlo. Hay diferentes variantes de relleno, con o sin alcohol, pero sus ingredientes característicos base son la manzana y la canela para el relleno y el hojaldre que lo envuelve.

4. Schwarzwälder Kirschtorte o Pastel de la Selva Negra 

La tarta o pastel de la Selva Negra o Schwarzwälder Kirschtorte en alemán, es uno de los postres más preciados en la cocina alemana. Es originario de Baden , en la baja Sajonia, aunque existe una disputa sobre el origen exacto de esta tarta tan famosa y popular, que encanta a los niños, y no tan niños. Lo cierto es que Suiza reclama la autoría de esta tarta, que ellos atribuyen a Josef Keller del Cantón de Basilea y datan a este postre, tal y como lo conocemos, en 1915.

Por otra parte, es una tarta muy tradicional en todo el país alemán y hay documentación de este postre desde hace muchas décadas. Alemania hizo una lista de sus postres más populares en 1949 y quedó entre los 15 primeros y está considerado entre los postres tradicionales del Valle del Rin desde finales del Siglo 19. En cualquier caso, esta tarta es famosísima, a todos nos resulta familiar y resulta deliciosa y muy tentadora. El récord del mundo de la mayor tarta Selva Negra, tuvo lugar en el 2006 en el Europa Park de Rust , que está 35 km al norte de Friburgo , Alemania .

Donde probarlo: Un buen sitio donde probar la Schwarzwälder Kirschtorte en Alemania, es el Café Schafer en la calle Hauptstrasse 33, de Triberg , en el distrito de Selva Negra-Baar a 50 kilómetros de Friburgo, de donde dicen proviene la receta original en Alemania. La Oficina de Turismo está en Wallfahrtstraße 4, 78098 Triberg.

5. Welfenspeinse o pudin de Welf 

El Welfenspeinse o pudin de Welf , como su nombre indica, es un pudín que consta de dos capas. La capa inferior lleva como ingredientes leche, huevo y vainilla y la superior, una crema de huevo, vino blanco y limón y se coloca sobre la base, una vez se ha enfriado.

El nombre de este postre alude a los colores de la Casa de Welf o antigua Casa de Baviera, los Welfos o Güelfos , blanco y amarillo. Los Güelfos son una dinastía europea que incluye nombres conocidos de la monarquía alemana y británica, como Jorge I de Inglaterra o el actual marido de Carolina de Mónaco , Ernesto Augusto de Hannover , que es su máximo representante ahora mismo.

Donde probarlo: En la actualidad el Welfenspeise sigue siendo un postré típico habitual en la zona de Hannover y normalmente se incluye en las cartas de postres y menús de sus restaurantes. Un lugar recomendado donde probarlo es Der Gartensaal , en el número 2 de la plaza Trammplatz en Hannover.

6. Berlinesas o Berliner Krapfen

Las Berlinesas o Berliner Krapfen son muy conocidas en todo el mundo con diferentes nombres. Son las típicas bolas rellenas de crema -nata u otros ingredientes- que luego se fríen y se les espolvorea azúcar. Su origen está en el Sur de Alemania y en Austria . En Alemania reciben sobretodo el nombre de berlinesas “Berliner” o Ballen, aunque en algunas zonas se les llama fastnachtsküchelchen o Faschingkrapfen , que quiere decir pasteles de Carnaval. La marca que las ha hecho muy populares en todo el mundo desde Estados Unidos es muy conocida, “donuts”.

Donde probarlo: Un buen sitio donde tomarlas en Alemania es el Café Luitpold de Múnich , un clásico de la ciudad que se inauguró en 1888 y se reabrió en 1948 después de la Segunda Guerra Mundial. Este café restaurant es además interesante porque hacia 1911 lo frecuentaban los artistas del Grupo Azul , fundado por Vasily Kandinsky y Paul Klee . Está en la calle Brienner Str. 11 y tiene una pastelería espectacular.

7. Quarkspeise

El Quarkpeise no es un pudín, tampoco es un flan. El elemento base es el queso quark que le aporta su especial textura y se mezcla con fresas, arándanos, limón, nata y pistachos… aunque en la actualidad uno de los ingredientes con los que más se mezcla es el ruibarbo. El Quarkspeise es un postre habitual, y se puede probar en cualquier restaurante; Lo venden también en muchas pastelería y panaderías.

8. Grutze Rote

Esta mezcla de frutas rojas es un postre muy popular en el Norte de Alemania y en los países Escandinavos. Está hecho de grosellas negras y rojas, frambuesas y fresas o cerezas, que se cocinan en su jugo y se van espesado con un poco de maicena o harina de maíz. También se les añade licor.

Se sirve con yogurt, salsa de vainilla o nata. Antiguamente se cocinaba añadiendo sémola y jugos de fruta, sin añadir las frutas enteras. Era una masa más compacta, y el postre original tenía una consistencia más pesada para la digestión, pero esto explica su nombre, que significa “arenas rojas” traducido del alemán. Ahora se ha depurado y hay varias variantes de la receta original.

9. Käsekuchen o Pastel de Queso

El Käsekuchen o Pastel de queso típico de Alemania se diferencia de la tarta de queso cheesecake americana, en que la versión alemana se usa queso cottage o requesón y la base es de masa de galletas sino masa quebrada. En algunas zonas de Alemania central lo llaman Quarktorte und Kaskuchn, se han encontrado recetas alemanas de este postre de 1598 en Suabia (Baviera) y se suele acompañar con una
compota de frutas.

10. Frankfurter Kranz

El Frankfurter Kranz o Corona de Frankfurt, es el postre típico de la ciudad del mismo nombre. Es una tarta de crema, con varas capas de bizcocho, con crema de mantequilla entre capa y capa y recubriéndolo. Se espolvorea la capa final con almendras, avellanas y/o nueces troceadas y como adorno, suele llevar guindas. El relleno puede llevar también alguna mermelada y se suele servir acompañado de helado y chocolate líquido. Sus orígenes son del siglo 18 y durante la Segunda Guerra Mundial cuando había escasez de mantequilla, la superficie se cubría con yema de huevo azucarada, manteniendo ese toque de aspecto de corona que tiene esta tarta. Se toma mucho en las celebraciones familiares. Donde probarlo: Un sitio donde probarlo es el Café del mismo nombre Frankfurter Kranz, que está en la calle Sandweg 22, en Frankfurt 60316, Alemania.

Diseño y hospedaje: Internetísimo.com