Blog

QUESOS ALEMANES

Fecha: 17/Oct/2017

Recuerda que en María Drexler puedes conseguir algunos de los mejores quesos internacionales. Visita nuetra página para elegir los que más te gusten   Fuente: http://www.queserialaantigua.com Aquí van algunos de los quesos típicos Alemanes. Este país posee alrededor de 30 variedades distintas de quesos frente a Francia que tiene más de 500 tipos. En diferentes artículos iremos hablando de ellos. Seguro que alguno nos suena de verlo en alguna tienda especializada en quesos.   Chiriboga blue Queso de pasta semiblanda, azul, elaborado a partir de leche de Vaca; sin corteza. Se elabora en la región de Babiera, al pie de los alpes Babaros, y su nombre oficial es “Bayrischer Blauschimmelkase”. La receta original de la elaboración de este queso es originaria de Francia, con la intención en 1902 de competir con el queso Roquefort. De hecho, dicen que su elaborador inicial quería llamar a este queso “Roquefort bávaro de montaña”. El Chiriboga Blue se elabora con leche cruda de vaca; presenta coloración azul verdosa del moho que crece en su interior. No tiene corteza. Tiene un sabor muy mantecoso, suave y muy cremoso, con notas a hierba y una acidez brillante. Es el queso perfecto para iniciarse en los quesos azules. Es un queso que marida a la perfección con cualquier vino dulce. Hessischer Handkäse Queso elaborado a partir de leche de vaca, pasta fresca y corteza lavada con salmuera. El Hessischer Handkäse “queso de mano” se elabora desde hace siglos, mediante receta campesina (se cree que del año 1813) en la región de Hesse. El queso en su exterior presenta una superficie lisa, con costra de color que va de dorado a rojo acastañado, aspecto oleoso brillante, el interior es entre blanquecino y amarillento. Tiene una consistencia entre blanda y firme, de maduración uniforme de fuera adentro. Su sabor y olor es puro, entre aromático y picante. La denominación Hessischer Handkäse se aplica a los quesos con forma de panecillo, del tamaño de la palma de la mano, con la cual se moldeaban. Se incluyen entre los quesos de leche agria, fabricados, por lo general, con cuajada obtenida de leche agria, mediante acidificación (sin cuajo). Posee Denominación de Origen desde 2010. Nieheimer Käse Queso de pasta fresca sin corteza elaborado a partir de leche de vaca. Se elabora en la zona de Nieheim, en Westfalia. Existen referencias de este queso en el manual de técnica quesera «Handbuch der Käsereitechnik», del año1884. Es un queso de leche agria, bajo en grasas y rico en proteínas. Sus ingredientes son la cuajada de leche descremada de vaca y la sal. Su consistencia a la venta varía de tal manera que en algunos casos puede cortarse y en otros rallarse en función de su maduración, que se logra exclusivamente con las levaduras y bacterias de la cuajada agria, sin la utilización de otros cultivos lácticos. La superficie exterior es lisa y sin rugosidades. El color es amarillento tirando a gris verdoso. El queso puede estar cubierto con hojas de lúpulo König Ludwig Este queso se produce en el corazón de los fértiles Alpes bávaros (a 2.000 metros sobre el nivel del mar) una región protegida en Europa, donde los campesinos dan de comer a las vacas la hierba fresca o el heno, y han producido queso de la leche, de una manera totalmente natural desde hace siglos; es en la leche de origen, donde radica el éxito de este queso. El König Ludwig (“Rey Luis”) es un queso semi duro hecho con leche cruda de vaca, corteza natural de color dorado, pasta es suave, de color claro a dorado, con pocos ojos. Su sabor es suave y delicado con notas a nueces, aromáticamente suave. Cuanto más maduro es el queso, más intenso es su sabor. Su nombre se debe a que se elaboraba originariamente en una granja junto al castillo del Rey Luis. Lachhannes El Lachhannes es un queso en forma de rueda elaborado con leche pasteurizada de vaca. Posee una corteza no comestible de color anaranjado; la pasta es de color amarillo paja con una textura cremosa, pequeños ojos repartidos por toda la superficie, y está llena de pequeñas semillas de fenogreco que le aportan al queso su característico sabor a nuez natural. Estas semillas son una variedad de legumbre con usos similares a los de los cereales. Queso rico en nutrientes y con propiedades medicinales muy interesantes sobre la piel.Este queso se produce en los Alpes de Algovia (sudoeste de Baviera). Steinbuscher El Steinbuscher es uno de los quesos más antiguos de Alemania, pues se conoce desde 1860. La leche se coagula con bacterias del ácido láctico y cuajo. La cuajada salada se deposita en moldes con forma de caja donde madura al menos durante 3 semanas.Son quesos pequeños y planos con forma de adoquín. Su corteza presenta un color entre amarillo marrón y rojizo con muy poca corteza roja, en algunos casos con muy poco de moho en la parte superior. La pasta es suave, de color claro a dorado y con algunos agujeros. El queso joven tiene un núcleo claro. El sabor es entre suave y ligeramente picante, con un aroma especiado y un fuerte olor. Milben Würchwitzer Queso elaborado gracias a la fermentación que producen sobre la leche los ácaros (Milben) en lugar de ser fermentado por bacterias y/o hongos como en otros tipos de quesos. El queso se procede Sajonia-Anhalt (localidad de Würchwitz) y su tradición proviene de la cocina medieval. Para elaborar este queso de pasta dura, puede utilizarse leche de vaca, cabra u oveja. La leche se coagula con cuajo, la cuajada se deposita en un saco y el suero se elimina presionando. Se aromatiza con comino, sal y flores de saúco. La cuajada se trabaja manualmente y se forman barritas o bolas que se dejan secar 2 días. Estas formas se depositan en cajas donde habita el ácaro que diluye el queso con su saliva mientras que las enzimas liberadas entran en el queso y matan eventualmente el moho existente. Mediante el efecto antiséptico de las enzimas salivales, el queso Milben es ilimitadamente duradero. Madura a lo largo de 3 meses y la versión Milben negro, durante 1 o 2 años en la caja. El queso joven (3 meses) tiene una consistencia cérea y rápidamente se vuelve duro y quebradizo. De color ámbar, tiene un sabor especiado con un toque ligeramente amargo. El consumo de la corteza puede desencadenar hiposensibilización, es decir, puede reducir el efecto de la alergia a los ácaros del hogar. Romadur Queso de pasta blanda elaborado a partir de leche de vaca, a la que se le añaden bacterias del ácido láctico y cuajo. La cuajada se corta en trozos del tamaño de una nuez y, sin calentarla, se rellena con ella el molde. Tras darle la vuelta varias veces, el queso se deposita en un baño de sal donde permanecerá unas 16 horas. A continuación se almacena durante 14 días a una temperatura ambiente de 14 ºC. y el 90 % de humedad. Durante este tiempo, el queso se unta con “Bacterium limens”. No tiene corteza y a causa del tratamiento con unto rojo tiene una superficie entre amarilla y rojiza. La pasta es amarillo paja y compacta con una consistencia cremosa y blanda. Tiene un sabor fuerte y picante. Allgäuer Emmental Queso Pasta semi dura, cocido y prensado, corteza natural lisa encerada elaborado a partir de leche de vaca. Tiene una corteza natural lisa encerada de color dorado a marrón. La pasta es suave, de color marfil, con ojos del tamaño de una cereza. El sabor es delicado y a nuez. Cuanto más maduro es el queso, más intenso es su sabor. Si los agujeros son grandes, el queso tendrá un sabor más suave; cuanto más pequeños y abundantes sean éstos, el queso será más fuerte y picante. La elaboración es igual que la del Emmental suizo, aunque madura con 3 meses menos. Durante este tiempo, el queso madura al menos 4 semanas a 20 ºC, como mínimo, en la bodega de fermentación.

Leer Más[...]

El vino en Alemania

Fecha: 10/Oct/2017

Fuente: https://lavinoteca.info Los viñedos alemanes están situados tan al norte como lo permite la maduración de la uva. Se encuentran en tierras inapropiadas para la agricultura normal. El Rin y sus afluentes constituyen el vínculo de conexión entre las 11 regiones de la antigua Alemania Occidental. La mayor parte de Alemania tiene un clima templado húmedo en el que predominan los vientos del oeste. El clima es moderado por la Corriente del Atlántico Norte, que es la extensión norte de la Corriente del Golfo. Este calentamiento de agua afecta a las zonas que limitan con el Mar del Norte incluyendo la península de Jutlandia y la zona a lo largo del Rin. Por consiguiente, en el noroeste y el norte, el clima es oceánico, las lluvias se producen durante todo el año con un máximo durante el verano. Los inviernos son suaves y los veranos tienden a ser frescos, aunque las temperaturas pueden superar los 30 °C. durante períodos prolongados. En el este, el clima es más continental, los inviernos pueden ser muy fríos, los veranos pueden ser muy cálidos, por lo que a menudo son registrados largos períodos secos. La parte central y el sur son regiones de transición que varían de clima moderado a oceánico. En Alemania existen 13 regiones vinícolas, las cuales están localizadas sobre todo en las riberas de ríos, como el Rin, el Mosela y el Neckar. La mayor región es la de Rheinhessen (Hesse Renana). Las uvas alemanas suelen recogerse cuando están muy maduras, vendimiando varios días en el mismo sitio en espera de la maduración. Cuando se anuncia la vendimia oficialmente, el vendimiador deberá tener muy en cuenta la relación entre azúcar y acidez, el estado de las uvas y el tiempo probable que hará en las siguientes semanas. Un buen tiempo suele aumentar el peso del mosto en un grado diario, tipo Dochsle, pero la lluvia puede diluir el contenido de azúcar de las uvas sobremaduras en similar medida. Lo primero que podemos mirar es si en la cápsula lleva el logotipo de la VDP (una águila con un racimo en el centro). Esto ya será garantía de calidad y además nos indicará que su clasificación se va a regir por las normas de esta asociación de productores (Verband Deutscher Prädikatsweingüter). Esta clasificación, de clara inspiración francesa y basada en el concepto de “terroir”, distingue tres clasificaciones en los vinos secos: genéricos, vinos de pago y grandes crus. Los “grandes crus”, esto es en alemán Grösses Gewächs (GG), están en la cima de la calidad para vinos secos. Son vinos de pago calificado, de rendimiento limitado y vendimia manual. Sin embargo, esa no es la forma tradicional de clasificar los vinos alemanes. Los vinos alemanes han sido clasificados por ley en base a los grados de azúcar que contienen sus mostos. Esta clasificación, en primer lugar, distingue entre los vinos que pueden chaptalizarse (QbA) y los que no, dando a estos últimos la denominación “Prädikatswein”. Según el período de recogida las cosechas reciben las siguientes denominaciones: Vorlese: recogida temprana de las uvas antes de la cosecha principal, permitida cuando las condiciones adversas del tiempo indican que la cosecha se perdería debido a la podredumbre excesiva, granizo, etc. Es endulzada al estilo Süsreserve (con azúcar o mosto concentrado). Hauptlese: la cosecha general que tiene lugar entre la Vorlese y la Spätlese. Es endulzada al estilo Süsreserve. Spätlese: recogida, a final de temporada, de las uvas con mayor contenido en azúcar. Auslese: recogida de los racimos de uvas especialmente seleccionados por su estado avanzado de madurez. Beerenauslese: recogida de uvas sobremaduras, de superior calidad, en las que el zumo está muy concentrado debido a la acción de la podredumbre noble, conocida en alemán como Edelfaule. Trockenbeerenauslese: recogida de las uvas atacadas por la podredumbre noble y secadas en la misma cepa; sólo es posible en los años excepcionales. Eiswein (vino del hielo): la cosecha de este vino necesita una temperatura de entre - 8ºC a -13ºC, de modo que las uvas puedan prensarse con gran parte de su contenido en agua helada. Vino de alto nivel de azúcar y acidez. La primera referencia documentada a los vinos de hielo data de 1858. Fue la primera vez en que granos de uvas congeladas se recogieron y fueron prensados en Schloss Johannisberg. La uva sobremadurada, especialmente si ha sido afectada por Botrytis, no produce un buen vino de hielo. Las vides deben estar sanas para que la uva se mantenga durante semanas, esperando la primera helada fuerte de la temporada. Una escarcha realmente dura acostumbra a ser lo más adecuado ya que entonces los granos se transforman en hollejos congelados. En Alemania, la cosecha del vino de hielo tradicionalmente se realiza a oscuras, en las frías madrugadas de invierno cuando la temperatura ronda los -12 ºC. Dado que los componentes sápidos y aromáticos no se diluyen con el contenido de agua de los granos de uva, el vino produce una explosión de sabores en boca con una sorprendente concentración de dulzor y acidez. Con una acidez elevada, son vinos que envejecen bien y se benefician de un tiempo de reposo en la botella, especialmente aquellos elaborados a partir de la variedad riesling. Kabinett: vino al cual no se le incorpora azúcar para elevar su graduación alcohólica. Se recoge durante cualquier fase de la cosecha. Principales variedades blancas: Riesling: Es la variedad noble de Alemania y constituye poco menos de la cuarta parte de las plantaciones totales, con lo cual se convierte en la variedad más plantada, además del vino más vendido. Es particularmente importante en la producción de los mejores vinos de Mosel-Saar-Ruwer y el Rheingau. Madura tarde, generalmente entre octubre y noviembre, pero debido a su dureza es ideal para vinos de cosecha tardía. Su nivel natural de acidez elevado, ayuda a que los vinos envejezcan bien. Este vino, cuando es joven, tiene un carácter floral pero a medida que envejece típicamente desarrolla aromas de petróleo. Tiene un papel importante como progenitora de muchos de los cruzamientos que se han desarrollado. Müller-Thurgau: Desarrollada en 1880, es una variedad cruce de Riesling y otra variedad que se desconoce. Tiene una maduración muy temprana y da grandes producciones, es susceptible a la podredumbre y al daño por heladas. Constituye el componente principal de la mayor parte de los Liebfraumilch. Silvaner: Es la uva de tiempos pasados; sus plantaciones han disminuido dramáticamente siendo sustituida por variedades creadas a base de nuevos cruzamientos que fueron desarrollados. Se la encuentra principalmente en aquellas regiones donde era tradicionalmente fuerte como Franken. Produce vinos de baja acidez y con aromas frutales bastante neutros. Otras: Scheurebe (Silvaner x Riesling) con fuertes aromas de pomelo cuando madura completamente así como Kerner, Pinot Gris, Gewürztraminer, Grauer Burgunder o Ruländer (Pinot Gris), Weisser Burgunder (Pinot Blanc) y muchas otras. Principales variedades tintas: Spátburgunder (Pinot Noir): Es una variedad que madura tardíamente y da en Alemania vinos encorpados y frutados. Se la cultiva particularmente en los viñedos más al sur de Pfalz y Badén y sus plantaciones están aumentando. Dornfelder: Desarrollada en 1956. Sus hollejos profundamente pigmentados tiñen el jugo rápidamente, y produce vinos de color particularmente intenso. Debido a esta característica, se la considera una uva con gran potencial, ya que la mayoría del resto de los vinos tintos alemanes son más bien livianos, bastante pálidos y semi-secos y se elaboran prácticamente para consumo local. Otras: Blauer Portugieser , Blauer Trollinger, Schwarzriesling (Pinot Meunier), Lemberger, Regent, etc Existen poco más de 140 variedades de uva para la produccion de vino que se pueden clasificar en 40 de ellas para uva de vino tinto y poco más de 100 para las variedades de vino blanco. El 20% de la superficie de cultivo es de Riesling, seguido por la uva Müller-Thurgau con el 15%. Les siguen las uvas tintas Blauer Spätburgunder con el 14% y el Dornfelder con el 10%.

Leer Más[...]

La cerveza en Alemania

Fecha: 03/Oct/2017

Fuente: http://www.guiadealemania.com/   En Alemania existe una increíble cultura alcohólica y que es conocida como el país en el que más se consume, pero todo esto no es en vano, pues son también los más variados productores de cerveza, así como los más cerveceros de todo Europa.Si vas a viajar a Alemania debes tener en cuenta que la cerveza es una de las bebidas más populares y además funge de acompañamiento de muchos platillos regionales dentro de su peculiar gastronomía. La cerveza, en ditintos tintes y sabores, elaboración y grados de alcohol, las más inimaginables variedades están aquí en Alemania.     Tipos de cerveza PilsenerEntre los tipos de cerveza más populares encontramos a la clásica Pilsener que es originaria de la ciudad de Pisen. Es una cerveza rubia y un tanto amarga, con poco lúpulo que contiene no más de 5 grados de alcohol. WeizenbierEstá la Weizenbier, que es esencialmente una cerveza elaborada con la levadura en muy altas temperaturas y posee un sabor ligeramente afrutado. Es propia del sur de Alemania, aunque poco a poco aumenta el consumo en el norte. AltbierA pesar de que su nombre indique antiguedad, la cerveza Altbier hace referencia a las emergentes espumas de la levadura, que salen a la superficie. Esta cerveza suele tener un fuerte sabor amargo a lúpulo por lo que es popular en Düsseldorf y Nordrhein. KölschLa cerveza Kölsch es una especialidad local de la ciudad de Colonia. es de un color amarillo claro y brillante con un sabor predominante a lúpulo, ésta también se elabora a altas temperaturas y se sirve en vasos cilíndricos característicos. HellesLa cerveza Helles, también conocida como cerveza clara y suele tener un contenido de malta y lúpulo entre un 11 y un 13% así como un contenido alcohólico de 4,5º hasta 6º. DunkelTambién está la Dunkel o cerveza oscura es anterior a la cerveza “rubia” y debe su nombre a su color parduzco o negro; Es también de sabor suave y emplean bastante lúpulo para menguar el amargor de la malta.   En fin, cervezas hay para todos los gustos, fuertes y suaves, amargas y medio dulzonas, claras y oscuras, pero todas con ese toque que hace notar ese tácito sello made in Germany.

Leer Más[...]

La comida rápida alemana

Fecha: 21/Sep/2017

Fuente: http://destino-alemania.es Los alemanes comen mucha comida rápida. La comida rápida es gran parte de la gastronomía alemana. Las calles en Alemania están plagadas de Imbissbuden (puestos callejeros). Se come en la calle, en el chiringuito o se lleva la comida a casa. Aquí presentamos la comida rápida típica de Alemania y vocubulario útil para pedir comida rápida en Alemania. Döner (Kebab) El Döner es la comida rápida más popular en Alemania. Se encuentran puestos de Döner en cada esquina de toda Alemania. Desde los años 70 hay muchos inmigrantes de Turquía en Alemania. En Alemania se ha formado un típo nuevo del Döner, que es distinto del Kebab en Turquía: Pan árabe tostado y relleno de carne de ternera (o a veces carne de pollo), queso de oveja, lechuga, cebolla, pimiento, tomate con salsa coctél o salsa de yogur, condimento picante y ajo. Puedes elegir los ingredientes. Schnitzelbrötchen (escalope rebozado en panecillo) Normalmente el escalope rebozado no es una típica comida rápida, se come en restaurantes. Pero en un panecillo, con lechuga, tomate y con mayonesa o salsa tártara es un snack popular. Se vende el Schnitzlbrötchen por lo general en el quiosco, en la panadería, en la carnicería o en algunos puestos callejeros. Además hay en algunos puestos el Schnitzelbrötchen en una versión vegetariana. Currywurst (salchicha de curry) La currywurst es una comida rápida muy famosa en Alemania. Es una salchicha asada a la parilla o frita, servida con salsa de tomate y curry en polvo. En algunas partes de Alemania se usa una salchicha cocida. Se come la currywurst con patatas fritas, un panecillo o tostada. La currywurst es muy popular y se encuentra en toda Alemania. Es óptimo para comer por la calle. Pommes Rot-Weiß (patatas frítas Rojo-Blanco) Las patatas frítas son una comida rápida y un acompañamiento muy popular. Es un acompañamiento muy típico de la Currywurst. Con preferencia se come con kétchup y mayonesa. En algunas partes de Alemania se llama a este combinación Pommes Rot-Weiß – patatas frítas Rojo-Blanco – patatas frítas con kétchup y mayonesa. En el Ruhrgebiet se llama Pommes Rot-Weiß o Pommes Schranke (patatas frítas barrera), apoyándose en el muestrario de colores de barreras. Se come en bandejas de cartón blanco o en una bolsa de papél usando un tenedor. Bratwurst (salchicha asada a la parilla / frita) La Bratwurst es casi lo mismo que la Currywurst. También es una salchicha asada a la parrilla, pero servida diferente. Se come la Bratwurst con las manos en un panecillo alemán con kétchup o mostaza. Es óptimo para ir comiendo por la calle. Se llama también Rostbratwurst o Grillwurst. Vocabulario útil para poder comida rápida en Alemania Pedir comida rápida en Alemania puede ser un poco complicado. Hay comida rápida que se puede pedir muy fácil. Por ejemplo el Currywurst. Es solo una palabra. Pero pedir un Döner con solo algunos vegetales, puede ser un poco más complicado.

Leer Más[...]

Glühwein: Vino especiado de Navidad

Fecha: 19/Sep/2017

Fuente: http://www.spicescave.com/ El Glühwein o vino de Navidad es bebida típica de la época de Adviento (Noviembre y Diciembre) principalmente de Alemania pero muy común en los países del norte de Europa, es un vino dulce especiado y caliente, muy caliente, que se sube a la cabeza a la misma velocidad que se bebe para combatir el frío, se que esto a los españoles o italianos nos sonará a sacrilegio, pero de verdad que está muy rico y es reconfortante. Suele tomarse en alguno de los múltiples mercadillos navideños (Weihnachtsmarkt) que podemos encontrar en las ciudades alemanas, yo he tenido la posibilidad de probarlo en las Navidades durante mi paso por una empresa Alemana muy conocida en España. Se suele acompañar con unas tortitas de patata frita con compota de manzana – los famosos Reibekuchen o con galletas de jengibre o los bizcochos “mármol” navideños .El Glühwein aromatiza los numerosos Mercados de Navidad (Weihnachtsmarkt) que son una tradición lúdica y comercial de largo recorrido en Alemania para familias, paseantes y viajeros donde se puede encontrar todo tipo de artesanía, como las tradicionales cajas musicales navideñas (Spieluhr) y las igualmente populares pirámides de Navidad (Holz-Pyramide) , además de comida y bebida. Estos mercadillos conforman uno de los eventos de referencia para el periodo de Adviento (Advent), que generalmente comprende los últimos días de noviembre y la mayor parte de diciembre, hasta el día de Navidad.Las recetas de Glühwein varía en su composición dependiendo de la región, algunas incluyen brandy otras vodka, por supuesto las especias cambian frecuentemente, pero la mayor parte de las recetas tienen clavo de olor, canela, otras añaden pasas y almendras y algunas personas le ponen cerezas secas, otras cáscara de naranja seca o fresca, según el gusto. Todo esto se va calentado poco a poco, que no hervido y se puede tomar al instante o como hacen algunas personas que lo añejan. La receta del Glühwein que os dejo es muy fácil y reconfortante, así que espero que la disfrutéis.   Ingredientes    ¼ litro de agua    1 rama de canela cassia    4 clavos de olor    1 estrella de anís estrellado (opcional)    1 limón (la corteza)    60-80 g de azúcar (si es azúcar morena mejor)    ½ litro de un buen vino tinto InstruccionesEn una cacerola cocemos en el agua con todas las especias durante 5 minutos.Cuando esté le añadimos el azúcar y removemos bien para que se disuelva, mientras removemos vamos añadiendo el vino y lo dejamos calentarse despacio pero sin que llegue a hervir hasta que alcance una buena temperatura, lo retiramos del fuego y sacamos las especias. NotasHay que servirlo muy caliente con una corteza de limón dentro.También se puede hacer sin agua, poniendo a cocer las especias en ¾ de litro de vino y luego seguimos los pasos anteriores.

Leer Más[...]

La cocina alemana y sus poco difundidas excelencias

Fecha: 15/Sep/2017

Fuente: http://www.elobservador.com.uy/ Las cocinas cambian de región a región y ofrecen creaciones refinadas y sutiles que subliman la tradición. Los improbables alemanes que vestían el Tracht (traje típico) bávaro en la reciente propaganda por televisión de un conocido supermercado dispararon en mí los nostálgicos recuerdos gastronómicos de mis años en Alemania y me sentí obligado a reivindicar una gran cocina generalmente poco y mal conocida. Excepción hecha de la repostería, reconocida por su gran calidad desde siempre, cuando se habla de la cocina alemana la mayor parte de la gente se imagina rotundos, suculentos y en apariencia un poco rústicos platos de carne y embutidos de cerdo acompañados por un infaltable sauerkraut (adoptado por los franceses con el nombre de choucroute y españolizado como chucrut), papas hervidas y puré de manzanas y maridados con una dorada y espumosa cerveza. Aunque esta visión no está del todo mal rumbeada, pues tanto los productos porcinos como el repollo, las papas, las manzanas y la cerveza son elementos a menudo básicos en las tradiciones culinarias de gran parte de Alemania, en realidad es parcial y limitada. Porque las cocinas alemanas (hay tantas variedades que se debe utilizar el plural) van mucho más allá del sauerkraut, cambian de región a región y además de los sustanciosos platos típicos ofrecen creaciones refinadas y sutiles que subliman la tradición e incorporan componentes y sabores de otras latitudes, en especial del Mediterráneo y del Cercano Oriente. Resulta entonces equivocado considerar a la Deutsche Küche como algo alejado de la denominada Alta Cocina. Ocurre que a partir del llamado "Milagro alemán" de la posguerra, el turismo hacia las soleadas playas italianas y españolas (entre varias otras) propició la incorporación a la gastronomía germana de platos hasta ese momento poco menos que exóticos y ahora con gran difusión popular. Es el caso, por ejemplo, de la pasta, la pizza y los platos de "comida rápida" del Mediterráneo oriental, introducidos en muchos casos por los llamados Gastarbeitern("trabajadores invitados"), eufemismo con el que se designaba a los obreros inmigrantes que hicieron un gran aporte para la concreción del milagro económico. Son abundantes, en general de muy buena calidad y muy concurridos en toda Alemania los restoranes italianos, españoles, chinos, argentinos (muchas veces de uruguayos o con carnes uruguayas), exyugoslavos, griegos, turcos y de las más diversas procedencias. Aparte de la comida callejera al paso, a bajo precio, variada y rica. Pero además, como bien dijo el gran gastrónomo español Néstor Luján, "gracias a la prosperidad que sobrevino después de los padecimientos de la guerra y de los primeros años de la posguerra, se presenta para el viajero el panorama insólito de las grandes cocinas regionales alemanas con platos sorprendentes y exquisitos." Además de las carnes porcina, bovina y ovina, la cocina germana utiliza mucho las de ganso, pato y pollo y se especializa en carnes de caza como las de jabalí, ciervo y liebre, con platos paradigmáticos a escala mundial, mientras que las verduras son otro de sus puntos fuertes, lo mismo que los quesos y otros productos lácteos, sin olvidar la repostería, de enorme y merecido prestigio, subrayó también Luján. Es posible individualizar, grosso modo, en Alemania tres grandes regiones culinarias: la del norte, donde son inevitables y excelentes los platos marineros, la del centro, donde predominan las carnes y las verduras y la del sur, donde reinan los embutidos. Podría agregarse quizás una cuarta, la del este (donde era la RDA), en la que la influencia de la vecina cocina eslava se hace sentir de algún modo. Claro que en todas esas regiones se puede saborear el Eisbein o el Schweinehaxe (dos modos muy válidos de cocinar un majestuoso codillo de cerdo), el Sauerkraut o su hermana Rotkohl (con repollo colorado), las omnipresentes papas (preparadas de múltiples maneras), los variados fiambres (no pocos ahumados) y la cerveza, con la que compite el vino (herencia de los romanos de hace 2.000 años) en las regiones del Rin y del Mosela. Es de rigor destacar varios aportes alemanes a la gastronomía mundial. Aunque después fueron la base de una poco prestigiosa fast food estadounidense, las hamburguesas, como su nombre lo indica, son originarias (por más que algunos lo nieguen) del puerto hanseático de Hamburgo y parientas de las Frikadellen, que se comen en toda Alemania. También son alemanas las famosas salchichas de Francfort (en alemán Frankfurt), los clásicos frankfurters (desde no hace mucho mal llamados aquí con el porteño e inadecuado nombre de panchos) que hace más de un siglo trajeron al Uruguay inmigrantes germanos y que empezaron a "uruguayizarse" en las cervecerías que había en la plaza Independencia. Asimismo, las tortas alemanas están indudablemente entre las mejores del mundo, empezando, por ejemplo, con la Apfelstrudel, las Käsetorten (con el delicioso queso Quark, parecido a la ricota pero mejor que ésta) y la fantástica Schwarzwälder Kirschtorte (torta de la Selva Negra con cerezas y chocolate) y terminando con la Marmorkuchen (tortamarmolada), todas de amplia difusión internacional. Si de algo sirve mi experiencia de los años vividos en Alemania y de las posteriores visitas a mis hijos y algunos de mis nietos que allí siguen viviendo, aquí van algunas recomendaciones para un eventual viajero. En el norte es absolutamente imprescindible ir a la Fischerhaus en el puerto de Hamburgo, donde pueden comerse excepcionalmente frescos y sabrosos lenguados, rodaballos, bacalaos y otros peces y mariscos de los mares del Norte y Báltico, amén de los clásicos Rollmöpse (filetes de arenque enrollados con cebolla y pepinillos en su interior). También en Bremen se pueden saborear notables platos de pescado y frutos de mar, aparte del típico Grünkohl mit Pinkel(repollo crespo guisado con el gustoso chorizo Pinkel). En las ciudades del oeste alemán, sobre todo las vecinas a Francia y Bélgica, entre ellas la verde y añorada Bonn (donde fui corresponsal extranjero siete inolvidables años) y la cosmopolita Köln (Colonia), ambas fundadas por los romanos, lo mismo que Trier (Tréveris).la más antigua ciudad del país y cuna de Carlos Marx, se nota la influencia de la gastronomía francesa, pero hay platos locales que deben probarse junto con los bonísimos vinos blancos renanos. En pleno centro de Bonn, en la Markplatz (Plaza del Mercado) hay un restorán histórico, el varias veces centenario EmHöttche, donde solía comer un hijo dilecto de la ciudad, Ludwig van Beethoven. El Eisbein que allí se sirve es memorable. Y si se acompaña con la cerveza clásica de Colonia, la Kölsch, clara, con sabor frutado y aroma de lúpulo, mejor aún. Más que recomendables los platos de cordero, de espárragos y de hinojo (de una delicadeza y sabor únicos) de otrorestorán de la ex capital alemana, Im Stiefel, junto a la casa natal de Beethoven. También es de primera calidad allí una especialidad renana, la Rheinischer Sauerbraten, de carne vacuna estofada con cebolla, puré de tomate, caldo de verduras, vino tinto, vinagre, crema ácida, almendras y pasas de uva y aderezada con laurel, clavo de olor, bayas de enebro y pimienta, con guarnición de Apfelmus (puré de manzanas), Klöse (una especie de albóndiga de papa) o Spätzle(fideos con huevo, típicos del sur del país) o papas preparadas de muy diversas maneras. Pero la cantidad, calidad y variedad de los platos y productos alimenticios alemanes es casi inagotable y si se recorre de norte a sur y de este a oeste la oferta gastronómica es impresionante e imposible de reseñar en un artículo periodístico. Agreguemos sólo algunos nombres como los del fabuloso jamón ahumado de Westfalia, las costillas de cerdo ahumadasKasseler de Berlín, las salchichas blancas Bratwurst o Weisswurst, la ahumada Bockwurst o las de Nuremberg y el exquisito paté de hígado de cerdo Leberwurst, los salames de Baja Sajonia y Hannover, los panes integrales y con semillas varias y el Pumpernickel de centeno y las salsas de rábano picante o con eneldo. Tampoco se pueden obviar especialidades como los Rotkohlrouladen mit Tomatensosse (niños envueltos de repollo colorado con relleno de carne picada, en salsa de tomate), el singular Himmel und Erde (Cielo y Tierra) con deliciosas morcillas, los variados e creativos platos de verduras, el Schweinebraten, con paleta de cerdo, el Gulasch de origen húngaro pero nacionalizado alemán, el ganso asado con manzanas y la clásica Zwiebelnkuchen, (tarta renana de cebolla) que se acompaña con copas de Federweisser (mosto de vino blanco) y los postres de sémola con cerezas, grosellas y frambuesas, como la Rote Grütze. Y ¡qué decir de los vinos y de las cervezas de Alemania! Dan para otro artículo largo como éste. Debo dejarlo para otra oportunidad. En síntesis: ¿no les parece que vale la pena hacerse una gira gastronómica por Alemania?

Leer Más[...]

Mermeladas con sabores de frutas exóticas ganan terreno en el mercado alemán

Fecha: 12/Sep/2017

Fuente: http://www.procolombia.co/ Los dulces para untar tienen una importante participación en la mesa de los alemanes. Dentro de los tipos de productos que se pueden encontrar están los hechos a partir de nueces, la miel y las confituras, las jaleas y las mermeladas. ProColombia encontró oportunidades de exportación para las empresas que procesan estos comestibles. Estas tres últimas hacen parte indispensable del desayuno de gran parte de los alemanes y se estima que el 90% de ellos consumen este tipo de alimentos entre una vez al día y una vez a la semana. Sabores como fresa, frambuesa, durazno, cítricos, así como mezclas de frutas exóticas y tropicales, como maracuyá, papaya, mango y piña, tienen fuerte demanda en este nicho, lo que se convierte en una oportunidad para que los empresarios colombianos de este sector puedan ingresar (con beneficios arancelarios) al mercado alemán, de acuerdo con un estudio de mercado hecho por ProColombia. Teniendo en cuenta la gran competencia que existe en este segmento los sabores exóticos ganan una buena participación, puesto que son más relevantes para la industria. Estos se han incorporado principalmente como mezcla con los sabores tradicionales. Un ejemplo son fresa-limón y cereza-mandarina. En Alemania hay una predilección por los productos regionales, pues tienen un menor impacto en el medio ambiente. En esta medida, las marcas hacen especial énfasis en usar frutas de la región dentro de la producción de sus confituras. Sin embargo, ante la gran competencia, toma importancia incluir productos innovadores. En este punto es donde los sabores exóticos son más relevantes para la industria. Estos se han incorporado principalmente en mezclas con los sabores tradicionales. Un ejemplo son las combinaciones de la marca Mövenpick, perteneciente a la empresa Schwartau, que ofrece sabores como: frambuesa-mango, mango-albaricoque, frambuesa-maracuyá y durazno-maracuyá Esta compañía tiene dentro de su gama más económica (Samt) una mermelada de mango. Otras marcas representativas en el mercado alemán también han incluido en su oferta este segmento, pero aún con pocas alternativas. Es el caso de Zentis, segunda en participación dentro del mercado, que aunque cuenta con una amplia gama de confituras solo tiene una variedad que incluye frutas exóticas, con una mezcla de durazno, mango y maracuyá. Ofrecer un producto con gran sabor y bajo en calorías es clave La tendencia en cuanto al sabor ha pasado de lo dulce a lo frutal. En esta medida, los consumidores actualmente prefieren mermeladas que tengan un sabor a fruta intenso y menos azucarado. Esto se puede ver reflejado en las variedades de confituras con alto contenido de fruta que es del orden del 75%. La miel es el tipo de dulce para untar que ha tenido mejor desempeño y su éxito se debe a que se considera natural, lo cual es una característica muy importante en el mercado alemán. Los beneficios para la salud de los productos son una de las estrategias de venta de algunas marcas del segmento alto. Aun así, dado que el sabor es la principal característica requerida por el consumidor es importante que se le de prioridad. Actualmente, el endulzante más usado en la elaboración de mermeladas es el azúcar. Sin embargo, por el aumento de la importancia de la salud dentro de los parámetros de consumo de los alemanes, han aumentado las mermeladas con endulzantes naturales. Hay marcas que están utilizando mezclas de azúcar con fructosa, stevia u otros endulzantes bajos en calorías, ofreciendo un producto con un contenido calórico menor que en versiones estándares, pero no ausente de azúcar. Esto representa una oportunidad siempre y cuando se puedan ofrecer mermeladas con ingredientes exóticos que estén dentro de la categoría de productos especiales, y que además sea una opción baja en calorías, sin olvidar que no se puede sacrificar el sabor en este segmento. Sobre el mercado alemán En 2014 las ventas de confituras, mermeladas y jaleas fueron de 129.940 toneladas que representaron los 590,3 millones de euros, mostrando un crecimiento de 3% con respecto al año anterior. Además, se estima que al año los consumidores alemanes fabrican 150.000 toneladas extra de mermelada en la casa, lo cual muestra la importancia del producto dentro del consumo de alimentos en este mercado. Dado a que se trata de un mercado maduro se espera que las ventas a nivel de volumen se mantengan estables. Sin embargo, se estima que el valor de las ventas de esta categoría siga creciendo, ya que los consumidores están prefiriendo productos premium. Los supermercados son el canal de entrada Los principales canales de venta de este tipo de productos son los supermercados, especialmente los de descuento. Así que es clave que los exportadores cuenten con una capacidad de producción que les permita llegar a estos. Vale la pena mencionar que algunos supermercados de descuentos ofrecen productos en cantidades limitadas durante épocas especiales del año, como navidad y pascua. Lo que se convierte en una oportunidad para las empresas colombianas que no puedan tener una producción mayor para satisfacer grandes demandas. Además, para entrar a este nicho es importante tener en cuenta que el precio es un factor clave, éste debe ser lo más competitivo posible. Por lo general los supermercados no importan directamente, sino que exigen que se hagan entregas semanales en sus centros de distribución. Y, como clientes directos, estos tienen exigencias importantes en cuanto a la logística, etiquetado y empaque de los productos. Por lo anterior, es necesario que haya una persona encargada a nivel local de coordinar estos temas, así que la recomendación es tener una representación en el mercado que se encargue de la distribución, o contar con un importador. Existen páginas de internet especializadas en productos gourmet que también pueden ser un canal importante para este tipo de productos, como MaríaDrexler.com. Ferias y asociaciones de interés Hay varias asociaciones que pueden ser de interés para quienes quieran entrar al mercado alemán. Una de estas es la Asociación Federal de los minoristas de víveres de Alemania, organización que tiene como miembro a las principales cadenas minoristas del país, como Rewe, Edeka o Markant, y es la creadora de la feria Anuga. Además, está la asociación Corpus Culinario que asocia especialmente a almacenes de delicatesen. Ésta es de especial interés en la medida en la que agrupa a los potenciales compradores de productos de gama alta y especializados.La feria más importante de alimentos procesados en Alemania y una de las más importantes del mundo es Anuga. Aquí se exhiben productos procesados de todas las gamas, tanto para uso industrial como para bienes terminados, incluyendo mermeladas. PLMA International es una feria enfocada en las marcas blancas y recibe a muchos supermercados y a otras cadenas minoristas interesados en buscar proveedores para sus productos. Ésta es muy importante por su enfoque en producción, convirtiéndose en un escenario importante para Europa. En la feria Biofach, llevada a cabo en Núremberg, se exhiben productos orgánicos y está enfocada principalmente en los alimentos procesados. Así que si se tienen mermeladas orgánicas este es el espacio ideal para exhibirlas, ya que los compradores de este nicho, no solo de Alemania sino de Europa en general, están concentrados en esta feria. Fruitlogisica es la feria de productos frescos más grande del mundo y se celebra anualmente en Berlin. Si bien el enfoque de esta feria son los productos frescos, también hay un espacio para los intermedios y los terminados, lo que permite que también sea una vitrina para las mermeladas.  

Leer Más[...]

10 Postres típicos de Alemania

Fecha: 08/Sep/2017

Fuente: http://www.vuelosbaratos.es/ Nos gusta comer bien y sobretodo buscamos un buen postre para celebrar reuniones familiares, momentos especiales y cuando viajamos. Es una manera más para conocer otro país, su gente, tradiciones y costumbres. La comida alemana varía de una región a otra y así, sus postres, son muy distintos de un lugar a otro del país. Algunos son muy conocidos y se han extendido al resto del mundo, como ocurre con la gastronomía de otros países. Otros, son menos conocidos popularmente y son más difíciles de probarse fuera de Alemania. Hay que tener en cuenta también que Alemania es uno de los países del mundo con mayor número de productos lácteos y eso se traslada a su repostería. Visitar una buena pastelería alemana es entrar en otro universo: tienen más de trescientas tartas, pasteles y postres que clasifican, como para tomar entre horas, como postre de mesa y más, por no hablar de sus panes. Les gustan mucho los productos naturales, las frutas, mousses y cremas. La mayoría de los postres alemanes tienen como elementos de acompañamiento helado, chocolate y frutas , o distintas combinaciones de estos productos. Los alemanes son muy aficionados igualmente al queso que incorporan también a su recetas, como parte de las mismas o como acompañamiento también. Lo cierto es que el helado, por ejemplo, les encanta y lo toman todo el año, también en invierno a pesar del su frío clima. Pasamos a contaros 10 postres estupendos, típicos de Alemania y además, vamos a comentaros algo sobre sus orígenes, -que a veces tiene que ver con la historia y anécdotas de algunas ciudades alemanas-, y algunos lugares en concreto en los que podéis comprarlos o probarlos cuando viajéis allí. 1. Baumkuchen El aspecto del Baumkuchen recuerda al típico bizcocho de toda la vida con el hueco en medio, pero tiene sus peculiaridades: este postre típico alemán no lleva levadura. Se conoce también con el nombre del Rey de las Tartas , en alemán ”Köning der Küchen”. Su nombre traducido viene a significar “pastel de árbol” aludiendo a los estratos que se vé en los troncos de los arboles cuando se cortan, porque este postre está hecho por capas, una a una, pudiendo llegar hasta las 25 capas. Es difícil de preparar, aunque con paciencia y una buena sartén hay quien lo cocina en casa, a la vieja usanza, siguiendo la receta tradicional. Es un postre típico original de la zona de Sajonia . Hay recetas de este postre del siglo 15 y se popularizó cuando el Rey Federico Guillermo IV de Prusia lo probó en Salzwedel. Su receta era un secreto muy bien guardado hasta hace unos años: es esponjoso como un bizcocho hecho con mantequilla, vainilla, huevo, azúcar, harina, almendras, limón con un toque de miel y/o algún licor y suele llevar una fina capa final de chocolate glaseado. Dónde probarlo: La pastelería Konditorei und Cafe Buchwald de Berlín , de 160 años de antigüedad, es famosa por sus postres y su especialidad es el Baumkuchen. Está en Bartningallee número 29 , en Berlín en el distrito 10557. En Salzwedel , uno de los locales cuya especialidad es el BaumKuchen , que lo cocinan según la receta original de 1807 del fundador de la casa Andreas Dorothea Schernikow, está en St. Georg-Straße 87, es la Erste Salzwedeler Baumkuchenfabrik – 29410 Salzwedel 2. Kaiserschmarrn El Kaiserschmarrn es uno de los postres típicos sobretodo de la zona sur de Alemania, se come mucho en Baviera, el Tirol y en Austria. Su origen viene de la época del antiguo Imperio Austrohúngaro . Como se aprecia en las imágenes, se trata de una especie de crepes o pancakes con uvas pasas, manzana, almendras y azúcar que se mezclan con mermelada o confitura cubriéndolo. El Kaiserschmarrn se suele servir acompañado de frutas de temporada troceadas, depende la zona y época del año, las frutas varían y también se suele servir con helado. Se come mezclando el postre, que normalmente se sirve tibio, con la mermelada y acompañado con el refrescante sabor del helado. El nombre Kaiserschmarrn es una palabra compuesta de Kaiser con “schmarrn”, una palabra coloquial que se usa en Baviera y en Austria para señalar que algo te gusta con locura ; y este postre volvía loco al Emperador Francisco José I de Austria , de ahí su nombre. Hay varias versiones sobre sus orígenes, una cuenta que la mujer delEmprerador Francisco José I, la famosa Sissi , mandó a sus cocineros preparar un postre que le ayudará a conservar la línea; al ver el postre, dijo que era demasiado rico y su marido acabó comiéndose su ración y la de la Emperatriz. Otra versión, cuenta que el Emperador y su mujer viajaban camino de Austria cuando pararon en la casa de un campesino para comer. El hombre se puso tan nervioso por la inesperada visita que mezclo todos los ingredientes que tenía a mano para hacer un postre improvisado, y por los nervios al servirlo, se le rompió en pedazos, así que para presentarlo mejor le echo mermelada de ciruela por encima . El Kaiser quedó encantado. Donde probarlo: El restaurante Gasthaus Heimgarten de Marnau Hehendorf, al Sur de Múnich, tiene como especialidad de la casa este postre, que lo sirven con mousse de manzana. Está en Partetkirchner Str. 10, 82418 Marnau- Hehendorf, Alemania. Si van a Múnich para la Oktoberfest , verán que montan carpas y puestos donde poder probarlo. Es muy popular. 3. Apfelstrudel o Pastel de Manzana El Apfelstrudel, Apple Strudel o pastel de manzana , es quizá el más internacional de los postres alemanes y como el Kaiserschmarrn , muy típico de la zona del Sur de Alemania y Austria y se consume desde el Siglo 18. Es un clásico, que también se popularizó durante el Imperio Austrohúngaro, aunque sus orígenes primeros, parece ser vienen del mundo árabe y del Imperio Otomano. Cómo conocemos, es un hojaldre relleno de compota de manzana con pasas, canela y un toque de ron, que se suele servir caliente, con crema de vainilla o unas natillas ligeras o helado para acompañarlo. Hay diferentes variantes de relleno, con o sin alcohol, pero sus ingredientes característicos base son la manzana y la canela para el relleno y el hojaldre que lo envuelve. 4. Schwarzwälder Kirschtorte o Pastel de la Selva Negra  La tarta o pastel de la Selva Negra o Schwarzwälder Kirschtorte en alemán, es uno de los postres más preciados en la cocina alemana. Es originario de Baden , en la baja Sajonia, aunque existe una disputa sobre el origen exacto de esta tarta tan famosa y popular, que encanta a los niños, y no tan niños. Lo cierto es que Suiza reclama la autoría de esta tarta, que ellos atribuyen a Josef Keller del Cantón de Basilea y datan a este postre, tal y como lo conocemos, en 1915. Por otra parte, es una tarta muy tradicional en todo el país alemán y hay documentación de este postre desde hace muchas décadas. Alemania hizo una lista de sus postres más populares en 1949 y quedó entre los 15 primeros y está considerado entre los postres tradicionales del Valle del Rin desde finales del Siglo 19. En cualquier caso, esta tarta es famosísima, a todos nos resulta familiar y resulta deliciosa y muy tentadora. El récord del mundo de la mayor tarta Selva Negra, tuvo lugar en el 2006 en el Europa Park de Rust , que está 35 km al norte de Friburgo , Alemania . Donde probarlo: Un buen sitio donde probar la Schwarzwälder Kirschtorte en Alemania, es el Café Schafer en la calle Hauptstrasse 33, de Triberg , en el distrito de Selva Negra-Baar a 50 kilómetros de Friburgo, de donde dicen proviene la receta original en Alemania. La Oficina de Turismo está en Wallfahrtstraße 4, 78098 Triberg. 5. Welfenspeinse o pudin de Welf  El Welfenspeinse o pudin de Welf , como su nombre indica, es un pudín que consta de dos capas. La capa inferior lleva como ingredientes leche, huevo y vainilla y la superior, una crema de huevo, vino blanco y limón y se coloca sobre la base, una vez se ha enfriado. El nombre de este postre alude a los colores de la Casa de Welf o antigua Casa de Baviera, los Welfos o Güelfos , blanco y amarillo. Los Güelfos son una dinastía europea que incluye nombres conocidos de la monarquía alemana y británica, como Jorge I de Inglaterra o el actual marido de Carolina de Mónaco , Ernesto Augusto de Hannover , que es su máximo representante ahora mismo. Donde probarlo: En la actualidad el Welfenspeise sigue siendo un postré típico habitual en la zona de Hannover y normalmente se incluye en las cartas de postres y menús de sus restaurantes. Un lugar recomendado donde probarlo es Der Gartensaal , en el número 2 de la plaza Trammplatz en Hannover. 6. Berlinesas o Berliner Krapfen Las Berlinesas o Berliner Krapfen son muy conocidas en todo el mundo con diferentes nombres. Son las típicas bolas rellenas de crema -nata u otros ingredientes- que luego se fríen y se les espolvorea azúcar. Su origen está en el Sur de Alemania y en Austria . En Alemania reciben sobretodo el nombre de berlinesas “Berliner” o Ballen, aunque en algunas zonas se les llama fastnachtsküchelchen o Faschingkrapfen , que quiere decir pasteles de Carnaval. La marca que las ha hecho muy populares en todo el mundo desde Estados Unidos es muy conocida, “donuts”. Donde probarlo: Un buen sitio donde tomarlas en Alemania es el Café Luitpold de Múnich , un clásico de la ciudad que se inauguró en 1888 y se reabrió en 1948 después de la Segunda Guerra Mundial. Este café restaurant es además interesante porque hacia 1911 lo frecuentaban los artistas del Grupo Azul , fundado por Vasily Kandinsky y Paul Klee . Está en la calle Brienner Str. 11 y tiene una pastelería espectacular. 7. Quarkspeise El Quarkpeise no es un pudín, tampoco es un flan. El elemento base es el queso quark que le aporta su especial textura y se mezcla con fresas, arándanos, limón, nata y pistachos… aunque en la actualidad uno de los ingredientes con los que más se mezcla es el ruibarbo. El Quarkspeise es un postre habitual, y se puede probar en cualquier restaurante; Lo venden también en muchas pastelería y panaderías. 8. Grutze Rote Esta mezcla de frutas rojas es un postre muy popular en el Norte de Alemania y en los países Escandinavos. Está hecho de grosellas negras y rojas, frambuesas y fresas o cerezas, que se cocinan en su jugo y se van espesado con un poco de maicena o harina de maíz. También se les añade licor. Se sirve con yogurt, salsa de vainilla o nata. Antiguamente se cocinaba añadiendo sémola y jugos de fruta, sin añadir las frutas enteras. Era una masa más compacta, y el postre original tenía una consistencia más pesada para la digestión, pero esto explica su nombre, que significa “arenas rojas” traducido del alemán. Ahora se ha depurado y hay varias variantes de la receta original. 9. Käsekuchen o Pastel de Queso El Käsekuchen o Pastel de queso típico de Alemania se diferencia de la tarta de queso cheesecake americana, en que la versión alemana se usa queso cottage o requesón y la base es de masa de galletas sino masa quebrada. En algunas zonas de Alemania central lo llaman Quarktorte und Kaskuchn, se han encontrado recetas alemanas de este postre de 1598 en Suabia (Baviera) y se suele acompañar con unacompota de frutas. 10. Frankfurter Kranz El Frankfurter Kranz o Corona de Frankfurt, es el postre típico de la ciudad del mismo nombre. Es una tarta de crema, con varas capas de bizcocho, con crema de mantequilla entre capa y capa y recubriéndolo. Se espolvorea la capa final con almendras, avellanas y/o nueces troceadas y como adorno, suele llevar guindas. El relleno puede llevar también alguna mermelada y se suele servir acompañado de helado y chocolate líquido. Sus orígenes son del siglo 18 y durante la Segunda Guerra Mundial cuando había escasez de mantequilla, la superficie se cubría con yema de huevo azucarada, manteniendo ese toque de aspecto de corona que tiene esta tarta. Se toma mucho en las celebraciones familiares. Donde probarlo: Un sitio donde probarlo es el Café del mismo nombre Frankfurter Kranz, que está en la calle Sandweg 22, en Frankfurt 60316, Alemania.

Leer Más[...]

Diseño y hospedaje: Internetísimo.com