Blog

10 comidas típicas del verano alemán

Fecha: 12/Aug/2021

La cocina alemana tiene fama de pesada y con mucha carne, pero no es siempre así. ¿Qué suelen comer los germanos en verano? Les mostramos algunos de los platos favoritos cuando reinan las altas temperaturas. El verano es la época de las barbacoas Al igual que en muchos países, los alemanes adoran las barbacoas y asan de todo en la parrilla, desde salchichas, por supuesto, hasta todo tipo de carne con verdura. Los germanos se decantan por las típicas barbacoas con carbón. Es típico que en Alemania se hagan barbacoas en los parques públicos. Un plato típico, la col fermentada La palabra "kraut" se convirtió en un término despectivo para referirse a los alemanes durante ambas guerras mundiales. El significado correcto es "hierba" y se usa también para referirse al repollo, la base del popular plato "sauerkraut" o chucrut, repollo fermentado. Los alemanes lo aderezan con vinagre en vez de mayonesa. Hay gente que añade trocitos de manzana y cebollas. Ensalada de papa Hay probablemente tantas ensaladas de papas como familias en Alemania. Mucha gente cocina con exactitud la receta de sus madres hasta el resto de sus días. Algunas recetas combinan vinagre y aceite; otras se realizan con mayonesa. Otra receta con papas: papas sancochadas con requesón Con el calor de verano, a nadie se le apetece cocinar un plato muy elaborado. Esa es la razón por la que a los alemanes, para ahorrar trabajo, se les ocurrió este plato veraniego. Las "Pellkartoffeln" o papas sancochadas con cáscara se suelen servir con requesón, hierbas frescas, sal y pimienta. Es muy simple, pero puede crear adicción. Ensalada de carne Vegetarianos, cierren los ojos. Los alemanes lograron que la carne sea el principal ingrediente de una ensalada. Aunque mucha gente usa la "Fleischsalat", para untar en el pan. Se trata de un embutido de carne cortado en tiras finas y combinado con mayonesa o crema agria, pepinillo, cebollas y otras especias. Hay que confiar en el carnicero para poder disfrutar de este plato. Otro reto: ensalada de arenques con manzana Los arenques en escabeche no son del gusto de todos, pero son motivo de culto en toda la costa del norte alemana. Según la receta tradicional, también llamada "Arenques a la ama de casa", los arenques se combinan con cebolla en rodajas, manzanas, eneldo y crema de nata. Este refrescante plato se sirve con... Sorpresa, con papas. Salsa verde de Fráncfort A esta alturas, ya habrá reconocido una tendencia en la comida veraniega alemana: salsas con papas. En este caso se trata de la salsa verde típica de Fráncfort, que se cocina con hierbas frescas. Se usan siete hierbas: borraja, perifollo, berro, perejil, pimpinela, acedera y cebollino. Las reinas del verano; las frutas del bosque Algunos alemanes dejarían de lado el plato principal, para dedicarse en cuerpo y alma al postre con frutas de temporada. El verano es la época de las frutas del bosque: fresas, arándanos, cerezas, grosellas en tartas, yogures, helados, etc, etc, etc. Zwetschge: todas las ciruelas son distintas Otra de las frutas típicas del verano para hacer tartas es la ciruela, pero no cualquier ciruela, sino una variedad llamada "Zwetschge". Estas son ovales, pequeñas y se separan fácilmente de la pepita. Rote Grütze Si usted siente antojo de comer "rote Grütze", entonces se ha adaptado bien a la cultura gastronómica alemana. La traducción literal es gachas rojas, pero este postre clásico procedente del norte alemán es en realidad una compota espesa de frutos rojos, que se sirve con crema de vainilla y helado. Es simple, pero el verano no sería lo mismo sin esta deliciosa tentación. Fuente:https://www.dw.com/

Leer Más[...]

En Alemania la cerveza no es solo una bebida, es cultura

Fecha: 05/Aug/2021

Use sólo lúpulo, malta, levadura y agua, dicta la ley de pureza de la cerveza, la bebida favorita de los alemanes. Este 7 de agosto se celebra el Día Internacional de la Cerveza, y aquí les mostramos su riqueza cultural. En los patios de cerveza, disfrutando del sol Los patios o jardines de cerveza son más populares que nunca en este verano de la pandemia: ofrecen aire fresco y suficiente distancia. Hoy en día se pueden encontrar cervecerías en toda Alemania, pero fueron creadas en Baviera a principios del siglo XIX. En aquel entonces, los cerveceros servían cerveza directamente desde sus bodegas de refrigeración a orillas del Isar. 5.000 cervezas diferentes en Berlín Alemania es un país cervecero. Con solo cuatro ingredientes, las cervecerías alemanas han logrado crear más de 5.500 marcas de cerveza. Y cada vez hay más: al menos una nueva cerveza sale al mercado cada semana. Y no solo se trata de calidad, sino también de masa: Alemania es la quinta nación cervecera más grande del mundo. China está en primer lugar. “Trinkhalle” en la cuenca del Ruhr El Ruhr tiene su “trinkhalle”, Mainz el quiosco diurno y la capital el nocturno: puntos en donde se puede conseguir cerveza, periódicos, cigarrillos y dulces. Fueron creados hace más de 150 años para vender agua. Hoy en día, sirven a los bebedores de cerveza de la ciudad como un refrigerador extendido, porque el próximo local nunca está lejos y casi siempre está abierto. El “Willi Mangler” en Berlín Son una pieza de la historia de la cerveza alemana: los pubs de barrio de Berlín, como el "Willi Mangler" en el distrito de Schöneberg. La mezcla de cocina casera y clientes habituales es lo que hace a estas instituciones tan especiales. Los turistas rara vez pasan por aquí. Es donde los residentes del barrio beben su cerveza después del trabajo: fresca y más barata. El fútbol y la cerveza, una simbiosis La cerveza pone a los aficionados al fútbol en un estado de ánimo festivo o los consuela en caso de derrotas de su equipo. Ahora la nueva temporada de la Bundesliga está programada para comenzar el 18 de septiembre, posiblemente frente a público. Sin embargo, regirá una prohibición de consumo de alcohol en los estadios. Así que no habrá más cánticos acompañados de un trago de cerveza. Oktoberfest de Múnich Música popular, metálica y puestos de carnaval - ingredientes para un típico festival folclórico alemán. Es difícil sobrevivir sin una gran cantidad de cerveza, que afortunadamente nunca falta. Hasta que llegó la pandemia. Ni siquiera el mayor festival folclórico alemán puede tener lugar este año: el Oktoberfest de Múnich fue cancelado, como tantos otros festivales. Bebedores de cerveza alemanes en el parque Görlitzer de Berlín Ya sea para la celebrar una boda, la inauguración de una exposición o para pasar el rato en el parque, la cerveza en Alemania es adecuada para casi todas las ocasiones y también puede consumirse en público. Durante mucho tiempo se consideró una bebida para hombres, pero ahora la cerveza es la bebida alcohólica favorita de los jóvenes de 19 a 24 años, tanto hombres como mujeres. Jardín de la cerveza en el Monasterio de Weltenburg La ley de pureza fue emitida en Baviera en 1516. Hoy en día, hay alrededor de 650 cervecerías en Baviera, más que en cualquier otro estado federado alemán. En la Edad Media las cervecerías estaban en manos de los monasterios. Todavía hay algunas cervecerías de monasterio hoy en día. La más antigua es la del monasterio de Weltenburg, en el Danubio (foto). Artesanía cervecera moderna Además de las cervecerías tradicionales, cada vez hay más cerveceros jóvenes dispuestos a experimentar, como Georg Schmidt con su minicervecería "BrauStil" en Frankfurt del Meno (foto). Producen nuevas variedades de gran intensidad, a menudo con ingredientes orgánicos y un fuerte enfoque regional. La cerveza artesanal también está en auge en Hamburgo y Berlín. Seminarios de elaboración de cerveza Aquellos que son entusiastas de la cerveza más allá del gusto por beberla, pueden encontrar más de 30 museos de la cerveza, excursiones cerveceras y seminarios de elaboración de cerveza. Aquí se puede crear una cerveza propia. Los participantes también aprenden sobre los tipos de cerveza y su historia, conocen más sobre la tradición cervecera alemana y, por supuesto, se explica la ley de pureza.   Fuente:https://www.dw.com/

Leer Más[...]

Más cervecerías alemanas entre las mayores del mundo

Fecha: 29/Jul/2021

Las mayores cervecerías alemanas han salido relativamente bien paradas en una comparación internacional durante la crisis de Corona. En la nueva clasificación de 2020 del mayor comerciante de lúpulo del mundo, BarthHaas, ocho empresas alemanas se encuentran entre las 40 mayores cerveceras del mundo. El año anterior fueron siete. Ningún otro país está representado con tanta frecuencia en la clasificación de los 40 primeros. Veltins entra por primera vez en la clasificación, a pesar de un descenso de la producción, y se sitúa en el puesto 40. En conjunto, las cerveceras alemanas también se comportan un poco mejor que las 40 en su conjunto, con una caída media del 6%, según las cifras. Según la lista, el mayor productor alemán de cerveza sigue siendo la filial de Oetker, el Grupo Radeberger. En términos globales, sube un puesto hasta el 22º, seguido de TCB Beteiligungsgesellschaft, que incluye Gilde Brauerei, Frankfurter Brauhaus y Feldschlößchen, en un estable 24º lugar. El Grupo Oettinger ocupa el puesto 25, lo que supone un aumento de tres puestos. Según las cifras, Oettinger es también la única de las cervecerías alemanas de la clasificación que registra un aumento significativo de la producción. Krombacher, el grupo cervecero Bitburger y Paulaner le siguen en los puestos 31 y 33. El Grupo Warsteiner desciende un puesto, hasta el 39, con un importante descenso de la producción. "Como se puede ver, el proceso de concentración ha hecho estragos entre los grandes grupos cerveceros en los últimos 15 años. Sólo así las pequeñas cerveceras alemanas podrían colarse en la clasificación", declaró Niklas Other, editor de la revista especializada en bebidas Inside, a Deutsche Presse-Agentur. "Hoy, 3 millones de hectolitros son suficientes para el 40º puesto. Hace quince años, todavía había que pesar más de 5 millones", aclara Other sobre la diferencia con la cima. Según él, el pequeño mercado alemán de la cerveza no es un buen lugar para los grandes grupos cerveceros. Los cuatro mayores grupos cerveceros del mundo - AB Inbev, Heineken, Carlsberg y China Resources Snow Breweries - representan aproximadamente la mitad de la producción mundial de cerveza, según el análisis publicado por adelantado en el nuevo informe de BarthHaas. La Asociación de Cerveceros Alemanes también destaca la diversidad de cervecerías y cervezas. "Observamos una progresiva concentración de los grandes grupos cerveceros en el mercado mundial, mientras que en Alemania el número de cervecerías privadas aumentó año tras año hasta el inicio de la crisis de Corona", dijo a dpa el director general Holger Eichele. La pandemia había golpeado duramente a la industria cervecera. Todavía no son previsibles todas las consecuencias de la crisis. "Hasta 2022 no debería volver a alcanzarse algo parecido a la normalidad", subrayó Eichele. La concentración se realiza a nivel internacional, dijo el portavoz de Veltins, Ulrich Biene. En Alemania, en cambio, las grandes adquisiciones llevan tiempo produciéndose y no se vislumbran en un futuro próximo. Esto se debe, entre otras cosas, a la fuerte posición de las cervezas regionales. Desde enero hasta finales de abril, la industria cervecera alemana perdió 2 millones de hectolitros, el volumen de una cervecería de tamaño medio, señala Biene. Desde hace tres semanas, el negocio ha vuelto a repuntar, pero en principio se trata de una cuestión de reabastecimiento. "El sector cervecero aún no ha salido a flote". La forma en que las cervecerías están superando la crisis de Corona también tiene que ver con la fuerza de su presencia en la restauración y en los festivales folclóricos. Mientras esas dos zonas sufrieron mucho la pandemia, muchas cervecerías aumentaron las ventas de cerveza embotellada. Sin embargo, no se considera tan lucrativo como el negocio de la cerveza de barril./ruc/DP/zb (dpa) Fuente: https://www.yumda.com/

Leer Más[...]

¿"Coronakilos" o más flacos? Así comen los alemanes durante la pandemia

Fecha: 22/Jul/2021

La pandemia tiene consecuencias sobre nuestros hábitos alimentarios. Así lo refleja una reciente encuesta llevada a cabo entre los alemanes. ¿Se convertirán esas tendencias en hábitos permanentes? La crisis del coronavirus deja mucho espacio para la autorealización: desde el pasado 21 de marzo, es decir, poco antes de que Alemania impusiera las medidas de restricción social debido a la pandemia, aumentaron las búsquedas de información en Google sobre alfombras para hacer yoga. Por su parte, las tiendas de bicicletas informan de que, desde su reapertura, tienen muchos más clientes. Y todo aquel que se acerque, en cualquier ciudad alemana, a un parque o a la orilla de un río, no saldrá de su asombro por la cantidad de peatones que allí se concentran. Parece que la gente utiliza el tiempo para moverse al aire libre. Más cocina casera Algunos alemanes parecen extender este estilo de vida más sano también a sus hábitos alimentarios. En una reciente encuesta, una de cada cuatro personas admite cocinar con más frecuencia. La mayoría continúa fiel a su repertorio de recetas, pero el 18 por ciento confiesa cocinar de forma diferente. Diferente significa, en este caso, más sano: el 70 por ciento mencionó la fruta y verdura frescas, y nada menos que el 48 por ciento los platos vegetarianos. En tercer lugar (38 por ciento) quedaron los productos horneados, algo que no sorprende debido a la escasez temporal de harina y levadura en los supermercados. Protesta contra el consumo masivo de carne en Alemania. (18.05.2020). Menos carne a largo plazo La encuesta fue realizada a finales del mes de abril de 2020, es decir, poco antes de que la industria cárnica ocupara titulares en los medios porque varios mataderos y albergues de trabajadores temporales extranjeros se convirtieron en focos de contagio del coronavirus. Pero el debate político sobre las deficientes condiciones laborales de estos empleados parece no haber frenado el apetito por la carne. Finalmente, la Asociación de Comunidades de Productores de Carne y Ganado (VEZG por sus siglas en alemán), ha vuelto a recomendar una ligera subida del precio de la carne. El cierre temporal de los mataderos no se ha reflejado apenas en el precio y la demanda continúa en ascenso, porque los restaurantes reabren sus puertas. Además, las exportaciones a China continúan estables. Al margen de la crisis del coronavirus, la tendencia de consumo de carne a largo plazo en Alemania retrocede. La Asociación Federal de la Industria alemana de Productos Cárnicos (BVDF por sus siglas en alemán) registró una demanda en descenso de la carne de cerdo. 2019 fue el primer año tras la crisis de las vacas locas en el que el alemán medio consumió menos de 60 kilos de carne y derivados. Alimentarse sanamente tiene grandes ventajas. En una reciente encuesta encargada por el ministerio alemán de Economía, el 26 por ciento de la gente admite comer carne todos los días. Hace cinco años, era el 34 por ciento. "Sobre todo cada vez más hombres prescinden de su porción diaria de carne", dice el ministerio. La encuesta forma parte del informe anual de alimentación, cuya edición más reciente presentará este viernes (29.5.2020) la ministra alemana de Agricultura, Julia Klöckner. Según el ministerio, la proporción de vegetarianos (5 por ciento) y de veganos (1 por ciento) en la población permanece estable. Crece la aceptación de productos sustitutos de la carne fabricados a partir de ingredientes vegetales, así como de la carne artificial fabricada en laboratorio. El 49 por ciento de los encuestados admitió haber probado ese tipo de productos y la proporción es más elevada entre los jóvenes. Un detalle de la encuesta: a pesar de los cambios cualitativos en la alimentación, el 14 por ciento de los encuestados aseguró haber engordado un par de "coronakilos", mientras que el 10 por ciento dice haber perdido peso. Fuente: https://www.dw.com/

Leer Más[...]

Comida típica de Alemania

Fecha: 15/Jul/2021

A los alemanes no sólo les gustan las salchichas o los pepinillos. Vamos a repasar algunos de los sabores típicos de la cocina alemana. Aquí unos cuantos platos para abrir boca. Hamburgo: Labskaus (corned beef, patatas y arenques) Aquí toca hablar de comida abundante. Estamos ante un plato muy sustancioso de la cocina alemana. Se trata de una mezcla de varios ingredientes, que sólo se encuentra en el norte de Alemania: corned beef, puré de patatas, filetes de arenque enrollados, huevos fritos, pepinillos y remolacha. Un plato típico de los marineros. Baden-Wurtemberg: Schwäbische Maultaschen (raviolis suabos) En Baden-Wurtemberg existe una amplia gama de delicias y sabores regionales: la tarta de cebolla e incluso la clásica tarta con cerezas de la Selva Negra. Pero muy especiales son los Schwäbische Maultaschen. Se presentan como guarnición en una sopa o fritos en una sartén y servidos con cebollas. Hesse: Grüne Soße (salsa verde) Se prepara con siete hierbas y puede encontrarse en todas las tabernas tradicionales de Frankfurt. Se suele comer acompañado de patatas y escalope o huevos duros. La base consta de cebollino, borraja, pimpinela, perifollo, acedera, perejil y berro. Renania del Norte-Westfalia: Himmel und Äd (puré de patatas con compota de manzana) Se podría decir que el cielo y la tierra se unen en un sabroso plato. La alusión al cielo (Himmel) del plato sería el propio puré de manzana, porque la manzana es la que cuelga del árbol. Mientras que la tierra (Äd), estaría representada por la patata, que es el ingrediente principal. Además, en Renania del Norte-Westfalia se suele servir con morcilla o salchicha de hígado fritas y cebollas asadas. Renania-Palatinado: Pfälzer Saumagen (estómago de puerco relleno) En este caso se trata de una mezcla de patatas, cerdo, tocino y carne de salchicha envuelta en el estómago de un cerdo. Después de que el estómago del cerdo relleno haya hervido a fuego lento durante unas tres horas, se sirve en finas rodajas y frito con puré de patatas y chucrut. Sarre: Dibbelabbes (pasta de patatas con verdura y tocino) Dibbelabbes, Dibbelappes, Dibbekoche, Döppekooche, Dippedotz o Döbbekuchen: hay muchas formas para nombrar a este pastel de carne típico del Sarre. Similar a una tortilla de patatas, se fríe una mezcla de patatas ralladas, verduras y tocino en una sartén mientras se le da la vuelta. El Dibbelabbes se rompe en varios trozos antes de meterse al horno. Se sirve con compota de manzana o ensalada de endibias. Schleswig-Holstein: Birnen, Bohnen und Speck (peras, judías y tocino) Sin duda un plato muy sencillo, pero con mucho sabor. La típica combinación de un componente dulce y otro sustancioso del norte de Alemania se llama en Schleswig-Holstein también “Broken sööt”, que significa dulzura rota. Bremen: Kohl und Pinkel (salchicha con col verde) La col no sólo es saludable, sino que también es muy sabrosa. De ello han tomado buena nota los bremenses. Y más aún cuando se sirve con salchichas ahumadas, que en Bremen se llaman Pinkel. Baviera: Weißwurst mit Brezel (salchicha blanca con bretzels) Salchichas, bretzels y cerveza. Esto es muy típico en Baviera. Y algo que no debes perderte: la mostaza dulce. Berlin: Currywurst (salchicha al curry) Se calcula que los berlineses comen alrededor de 70 millones de salchichas al curry al año. Y los alemanes en total, alrededor de 800 millones. No es de extrañar, porque el plato de culto compuesto por salchichas, salsa curry y curry en polvo ocupa un privilegiado lugar en la cocina alemana desde los años 50. Fue inventado por la berlinesa Herta Heuwer en el año 1949. Más información aquí. Turingia: Thüringer Rostbratwürste (salchichas de Turingia a la parrilla) La salchicha a la parrilla de Turingia tiene unos 15 a 20 centímetros de largo, es medianamente fina y tiene un diámetro de dos centímetros. Desde 2003 cuenta con su propia denominación de origen. La salchicha Thüringer Rostbratwurst sólo puede llamarse así si realmente viene de Turingia. Brandeburgo: Spreewälder Gewürzgurken (pepinillos del Spreewald) El pepinillo es muy típico en la región de Spreewald. Y los de aquí son famosos en todo el mundo. Dicha región ocupa el segundo lugar en Alemania, por detrás de la Baja Baviera, en el cultivo de pepinillos. Además cuenta con su propia denominación de origen. Mecklemburgo-Pomerania Occidental: Matjesfilet (filete de arenque) Proviene de los Países Bajos, pero desde el siglo XVI también es muy popular en Alemania. El matjes es un arenque que se pesca de mayo a julio. Además tiene una gruesa capa de grasa, lo que hace que los filetes sean especialmente tiernos. Los alemanes del norte suelen comerlo con patatas hervidas y salsa de crema o como rollo de pescado. Sajonia-Anhalt: Harzer Käse (queso del Harz) Es pequeño, redondo, un poco grasiento y huele a picante. Se dice que es conocido entre la gente que quiere perder peso, ya que tiene menos de un 1% de grasa. El Harzer Käse no tiene denominación de origen y se produce prácticamente fuera de la región del Harz. Sólo algunas queserías lo producen allí mismo. Fuente: https://actualidaddealemania.com/

Leer Más[...]

Ruta culinaria por Alemania

Fecha: 08/Jul/2021

De la salchicha “Weisswurst” a los pepinillos “Spreewälder Gewürzgurken”: te llevamos por los lugares más destacados de la cocina alemana.   Baden-Wurtemberg “Schwäbische Maultauschen” (Ravioles suabos) Quien visita Baden-Wurtemberg se encuentra con una vasta gama de delicias regionales, desde la tarta de cebolla hasta la clásica tarta de cerezas de la Selva Negra. Un lugar especial ocupan los ravioles suabos (“Schwäbische Maultauschen”). Se sirven como guarnición en una sopa clara o fritos en una sartén y servidos con cebollas: en Baden-Wurtemberg no hay manera de evitar los ravioles suabos… ni razón para ello. Baviera “Weisswurst mit Brezel” (Salchicha blanca con bretzels) Salchichas, bretzels y cerveza para el desayuno: eso solo existe en Baviera. Y algo que no te puedes perder: la mostaza dulce. Tradicionalmente, los bávaros no comen sus salchichas con cuchillo y tenedor. Si quieres disfrutarla realmente a la bávara, tienes que comerla con la mano. Primero se corta una punta de la salchicha y luego se chupa simplemente el relleno. Sueña extraño, pero, definitivamente, deberías probarlo en un desayuno.   Brandeburgo “Currywurst” (Salchicha al curry) Los berlineses comen 70 millones de salchichas al curry por año. Y los alemanes en total, alrededor de 800 millones. No es de extrañar, porque el plato de culto compuesto por salchichas, salsa curry y curry en polvo tiene un firme lugar en la cocina alemana desde los años 50. Fue inventado por la berlinesa Herta Heuwer en 1949. Brandenburgo “Spreewälder Gewürzgurken” (Pepinillos encurtidos de Spreewald) El pepinillo es típico de la región de Spreewald y sus crujientes pepinillos encurtidos son famosos en todo el mundo. La región de Spreewald ocupa el segundo lugar en Alemania, detrás de la Baja Baviera, en el cultivo de pepinillos. Pero el pepinillo de Spreewald tiene estatus de culto. El nombre “Spreewald-Gurke” está protegido en la Unión Europea como denominación de origen y no puede llevarlo ningún otro pepinillo encurtido. Bremen “Kohl und Pinkel” (Salchicha con col verde) En ensaladas y batidos verdes, la col rizada experimenta desde hace varios años un auge mundial como superalimento. Pero lo que el mundo notó tarde, los habitantes de Bremen lo saben desde hace mucho tiempo: la col no solo es saludable, sino también muy sabrosa. Especialmente cuando se sirve con salchichas ahumadas, llamadas allí “Pinkel”. Hamburgo “Labskaus” (Corned beef, patatas y arenques) Quien se hace a la mar necesita una comida abundante y vigorizante. Un plato sustancioso como el “Labskaus” es muy útil en ese caso. Se trata de una mezcla de varios ingredientes, que solo se encuentra en el norte de Alemania: corned beef, puré de patatas, filetes de arenque enrollados, huevos fritos, pepinillos encurtidos y remolacha. La atrevida combinación puede parecer extraña a quienes no son marineros, pero sabe sorprendentemente deliciosa. Y también se puede comer fría, en caso de tormenta en el mar. Hesse “Grüne Sosse” (Salsa verde) Se hace con siete hierbas y puede encontrarse en todas las tabernas tradicionales de Fráncfort del Meno: la "Grüne Sosse”. Los habitantes de la ciudad la comen con patatas y escalope o huevos duros. La base son cebollino, borraja, pimpinela, perifollo, acedera, perejil y berro. Supuestamente era  la salsa preferida de Johann Wolfgang Goethe. Al menos si confías en lo que se lee en los paquetes de hierbas que se venden en los puestos de los mercadillos de Fráncfort del Meno, que llevan impresa la receta de la “Salsa Verde, el plato favorito de Goethe”. Mecklemburgo-Pomerania Occidental “Matjesfilet” (Arenque curado en marinada) Originalmente el “matjes” viene de los Países Bajos. Pero desde el siglo XVI también es muy popular en Alemania. El “matjes” es un arenque que se pesca de mayo a julio. Entonces el pez tiene una gruesa capa de grasa, lo que hace que los filetes sean particularmente tiernos. Los alemanes del norte prefieren comerlo con patatas hervidas enteras con piel y salsa de crema o como clásico rollo de pescado. Baja Sajonia “Smoortaal” (Anguila ahumada) La anguila está omnipresente en Baja Sajonia: especialmente ahumada (“Smoortal”), este pescado, ahora bastante raro, es un manjar popular. La gente de Baja Sajonia lo come de diferentes maneras: o bien solo con pan y mantequilla o con una guarnición de fideos o ensalada de patatas. Pero la regla general es siempre: la anguila ahumada se come con las manos. Después de comer, los habitantes de Baja Sajonia se lavan las manos con aguardiente: después ya no huelen a pescado. Renania del Norte-Westfalia “Himmel und Äd” (Puré de patatas con compota de manzana) El cielo y la tierra unidos en un delicioso plato rústico: eso es “Himmel und Äd”. La referencia celestial (“Himmel”) del plato es el puré de manzana, porque la manzana cuelga del árbol. La tierra (“Äd”), está simbolizada por la patata, el ingrediente principal. En Renania del Norte-Westfalia se sirve con morcilla o salchicha de hígado fritas y cebollas asadas. Renania-Palatinado “Pfälzer Saumagen” (Estómago de puerco relleno) Este plato tiene probablemente el nombre menos apetitoso de todos: “Pfälzer Saumagen” (Estómago de puerco relleno): una mezcla de papas, cerdo, tocino y carne de salchicha envuelta en el estómago de un cerdo. No suena muy sabroso al principio, pero sabe delicioso. Después de que el estómago del cerdo relleno haya hervido a fuego lento durante tres horas, los palatinos lo sirven en finas rodajas y frito con puré de patatas y chucrut. Sarre “Dibbelabbes” (Pasta de patatas con verdura y tocino) Dibbelabbes, Dibbelappes, Dibbekoche, Döppekooche, Dippedotz o Döbbekuchen: hay muchos nombres para este pastel de carne del Sarre. Similar a un panqueque de patatas, los habitantes del Sarre fríen una mezcla de patatas ralladas, verduras y tocino en una sartén mientras lo giran constantemente. Durante ese proceso, el “Dibbelabbes” se rompe repetidamente en pedazos antes de entrar al horno por algún tiempo. Esta copiosa especialidad se sirve con compota de manzana o ensalada de endibias. Sajonia “Dresdner Christstollen” (Pan dulce con frutas secas) Mantecoso, dulce y rellena de pasas, cáscara de naranja y limón confitado: el “Dresdner Christstollen” es el pastel navideño alemán por excelencia, junto con el pan de jengibre. Pero se creó no justamente para festejar la Navidad. En el siglo XV se hacía como pastel de ayuno, con harina, levadura y agua. En pastel de Navidad se transformó en el siglo XVII. En 1670, los panaderos se lo comenzaron a regalar como regalo de Navidad a los soberanos locales, con ingredientes finos, tales como leche y mantequilla. Sajonia-Anhalt Harzer Käse (Queso picante) Es pequeño, redondo, algo grasiento y huele muy picante: el “Harzer Käse”. Este queso es especialmente popular entre la gente que quiere perder unos kilos. Tiene un contenido de grasa de menos del uno por ciento y aun así sabe increíblemente picante. A diferencia de los “Spreewälder Gewürzgurken”, el término "Harzer Käse” no está protegido y se produce hoy casi exclusivamente fuera de la región del Harz. Sólo unas pocas pequeñas queserías producen ese tipo de queso allí. Schleswig-Holstein “Birnen, Bohnen und Speck” (Peras, habas y tocino) Un plato barato, simple y regional: peras, habas y tocino en Schleswig-Holstein. El plato gana adeptos no por el nombre más creativo, sino por su sabor. La típica combinación de un componente dulce y otro sustancioso del norte de Alemania se llama en Schleswig-Holstein también “Broken sööt”", que significa dulzura rota. Turingia “Thüringer Rostbratwürste” (Salchichas a la parrilla) Las salchichas alemanas son muy conocidas y populares. La salchicha a la parrilla de Turingia desempeña un papel importante en la industria alemana de las salchichas. Tiene unos 15 a 20 centímetros de largo, es medianamente fina y tiene un diámetro de dos centímetros. Desde 2003, su nombre está amparado como denominación de origen protegida por la Comisión de la Unión Europea: la salchicha “Thüringer Rostbratwurst” solo puede llamarse así si realmente viene de Turingia. Fuente: https://www.deutschland.de/

Leer Más[...]

Alimentación responsable: una tendencia que se afianza en Alemania

Fecha: 01/Jul/2021

El consumidor alemán es cada vez más consciente de la salud y del impacto de sus hábitos de compra en el medio ambiente. Además un gran número de consumidores está optando por ser vegetariano o vegano. Desde mayor consciencia del impacto de los hábitos de compra en el medio ambiente, hasta más preocupación por tener una óptima salud y una preferencia por estilos de alimentación vegetarianos o veganos. El consumidor alemán opta cada vez más por una alimentación responsable y es capaz de pagar un mayor precio por los productos que estén alineados con sus valores. Un reciente informe de Euromonitor, una de las mayores consultoras internacionales de mercado, revela los cinco hábitos de consumo presentes en Alemania. Conocer estas tendencias es fundamental para captar un mercado que tiene casi 83 millones de los consumidores más ricos del mundo y que es importador neto de las categorías principales de productos alimenticios. Dos de las tendencias que se hacen presente en Alemania es la preferencia por alimentos orgánicos y por alimentos bajos en grasas, azúcar y conservantes. “La creciente demanda de productos orgánicos crea oportunidades comerciales para los exportadores de EEUU”, de acuerdo a Euromonitor. La oportunidad existe no solo en alimentos orgánicos para comidas familiares, sino también para bebés. Los consumidores alemanes están cada vez más motivados por probar sustitutos a base de plantas para productos cárnicos. Muestra del interés es que entre el 2014 y 2018 el mercado de alimentos y bebidas de origen vegetal se ha cuadruplicado. La consultora estima que este mercado crecerá a una tasa anual de 5.8% al 2023. Otras de las tendencias que se están afianzando es el consumo de los denominados superalimentos, como las nueces, legumbres, verduras y aceites vegetales. Según la compañía de investigación de mercado Mintel, entre el 2013 y 2016 el lanzamiento de alimentos y bebidos calificados como superalimentos creció en 433%. El consumo de alimentos a base de cáñamo también ha crecido en los últimos tres años. Euromonitor agrega que otra tendencia es un número creciente de consumidores que optan por hacerse vegetarianos o veganos. Las razones detrás están vinculadas con la salud y el interés de los consumidores por el bienestar animal y el medio ambiente. A los consumidores alemanes además les interesa que los productos alimenticios no contengan ingredientes artificiales, es decir, que sean naturales. Fuente: https://www.redagricola.com/

Leer Más[...]

La medición del alma alemana

Fecha: 24/Jun/2021

El 72 por ciento de los alemanes canta en voz alta en el coche. Ese y otros hechos curiosos sobre los alemanes recopiló Christian Heynen en un libro. Sobre los alemanes existen suficientes clichés. El escritor y cineasta Christian Heynen prefiere las estadísticas y los datos. Estos dicen, por ejemplo, que Thomas Müller son el nombre y apellido alemanes más frecuentes. Hace algunos años, Heynen realizó un viaje por Alemania, visitando diversas personas con ese nombre. En su filme documental “¿Quién es Thomas Müller?” se aproxima a través de sus historias al “alemán promedio”. Ahora, Heynen escribió un libro. “Uno de cada tres alemanes plancha su ropa interior” es una humorística medición del alma alemana. Para perfeccionar esa medición, Heynen recopiló numerosa información sobre los alemanes. No toda la información supone un mayor acceso a conocimientos, pero algunos datos arrancan una sonrisa. Diez ejemplos seleccionados.  Uno de cada tres alemanes se corta el pelo él mismo. Uno de cada tres alemanes come en Navidad salchichas y ensalada de patatas. La comida rápida más popular en Alemania es döner o shawarma. Anualmente son vendidas más de 400 millones de láminas de pan pita con carne y ensalada. Uno de cada diez alemanes lleva un tatuaje. En el grupo etario de personas de 25 a 35 años de edad, incluso uno de cada cuatro. Los alemanes caminan en promedio 1,5 kilómetros por día. Unos 80.000 hombres miden en Alemania menos de 1,50 metros de altura y 70.000 mujeres, más de 1,90 metros. En 1990, el 15 por ciento de los niños nacieron en Alemania fuera del matrimonio; en 2010, más del 33 por ciento. En 1970 había en Alemania 15.100.000 automóviles; en 2015 eran 44.403.100. En 1902 había en Alemania 605.000 soldados, en 2015 eran 177.069 (de ellos, 19.284 mujeres). Alemania fue el primer país que introdujo el horario de verano, en la primavera de 1916. 

Leer Más[...]

Diseño y hospedaje: Internetísimo.com